24ta Entrega

 

EL CINE DE OUROBOROS = “EL DISCURSO DEL REY”

 

En el imaginario de las sociedades generalmente hay algunos temas que atrapan su narrativa en gran cantidad de personas, que leen revistas de actualidad, donde se encuentran fotos e historia de personalidades del mundo del arte escénico, tanto actoral como musical.-

 Son también elecciones de lectura de gran consumo la vida de personalidades del mundo político, social, cultural en su totalidad considerados.-

 Y si hay temas que ocupan por igual aficionados del “Jet Set”, son para quienes se interesan asimismo en los de la Historia de las Monarquías.- Reyes, Reinas, Príncipes y Princesas y todos quienes ostentan títulos nobiliarios, son de consumo interesado conocerse sus vidas, apreciando sobremanera aquello que no son mas que ensueños anhelados.-

 Sobrevuelan sobre estas perspectivas presunciones de gran felicidad, que abarcaría  a todos quienes se encuentran en tales posiciones y ocupaciones.-

Poco se advierte la inmensa carga física y espiritual que llega abrumar a sus responsables.-

 El “Cine de Ouroboros” se detuvo sobre una película que muestra la vida Real y “Real” de un Príncipe, que por esas cuestiones del Destino le cupo la inmensa responsabilidad de liderar a su Nación, en los momentos mas álgidos del Siglo XX.-

 Pero no suficiente con esa humana carga, el film muestra con fidedigna calidad como, este Príncipe que debe asumir el trono haciendo su tarea, sufriendo una dolencia de toda su vida, que lo invalidaba para poder realizarla con solvencia suficiente ante su Pueblo, se abraza a ella con la valentía de un autentico Monarca, conciente de los requerimientos que necesitaba su Patria.-

 El film recoge cuatro Oscar entre ellos la Dirección (Tom Hooper) y al primer actor (Colin Firth) destacándose también el papel de Geoffrey Rush, como asimismo a la mejor película y mejor guión.-

 Pero para quienes siempre creemos que Ouroboros busca mas, pensamos que esta película exhibe con suficiente estimación los valores del compromiso, de la responsabilidad y de la AMISTAD, por encima de las diferencias que podríamos imaginar entre un noble y un plebeyo.-

 Y queremos creer que también subyace, queda en el substrato del film, una determinación, el valor a expresarse a partir de una lucha férrea que importa en el protagonista asumirse en sus limitaciones y no obstante –a pesar de ello – triunfar en su cometido, respondiendo ante si mismo y ante la Historia como un autentico ejemplo de perseverancia, por plena Conciencia de Responsabilidad, lo que habrá de serle reconocido como un Ser de inmenso personal VALOR, ello es, UN VALIENTE.-

 La Historia refiere al, inicialmente, Príncipe Alberto – Duque de York – quien por abdicación de su hermano debe asumir el Trono de Inglaterra como Jorge VI, quien fuera el padre de la actual Reina Isabel II.-

 Pero el Príncipe tiene una notoria dificultad, es su tartamudez.- Diversas experiencias sobrevenidas a lo largo de su vida, en las cuales debía utilizar su voz, lo persuadió de su incapacidad para pronunciar discurso alguno.- Sumado a ello una timidez notable, le resultaba insufrible atender los requerimientos debidos de un Rey para comunicarse con su Pueblo.-

 Con apoyo de su esposa el Príncipe acepta recibir tratamiento de un logoterapeuta,  Lionel Logue, (Geoffrey Rush), que se ha de extender a lo largo de toda la Vida del Duque de York, muchos anos  después de ser coronado Rey.-

 Escenas cargadas de emotividad, drama, incluso algunas propias de una comedia van dando vida a esta relación terapeuta – paciente que forja una amistad, que el Rey desconocía como posible,  reconociendo no haber tenido amigos en su infancia y juventud y ser asistido solamente por institutrices como a sus hermanos.- La carencia afectiva de una mama y un papa se manifiestan.-

 La sensible producción fílmica destaca sobre el final el logro de este Monarca que, declarada la Segunda Guerra Mundial, alcanza a pronunciar el discurso necesario, requerido para encolumnar a su Pueblo para las horas que se avecinan.- La Historia refleja que fue un Rey amado por su Nación.-

 En estos últimos minutos, que la mano maestra del Guionista del film y la cámara de su consecuente Director, en una amalgama de palabras y gestos, deja el testimonio que en el resultado alcanzado estuvo presente el Amor, en el sentimiento de AMISTAD entre el Monarca y su logoterapeuta que, conforme se expresa, se tributaron hasta el final de sus vidas.-

 

                                                                                                     Soledad

PARA TUGUIANORTE.COM