MONTEVIDEO

 

 Esta ciudad, aunque cercana, no es tan conocida por los argentinos. No presume de nada. Y por eso, la mayoría de los que van a pasar sus vacaciones a nuestra vecina República, pasan de largo con destino a Punta del Este. Es más o menos mi caso; un año que volvíamos de las vacaciones pasadas en La Paloma y playas cercanas, decidimos detenernos también en Montevideo. Es una hermosa ciudad, pero lo más importante según mi visión, es la gente. Voy a contar una pequeña anécdota para explicar mi opinión.

 Cuando estábamos intentando seguir viaje hacia Colonia del Sacramento, tuvimos que admitir que nos habíamos perdido y no teníamos la menor idea como salir. Paramos en una estación de servicio a preguntar al playero que tampoco sabía que decirnos. Un hombre joven que estaba cargando combustible con su auto y toda la familia con él, se acercó, por haber escuchado nuestra inquietud y me dijo que si esperaba a que terminaba, él me podía guiar con su auto. Por supuesto que aceptamos, y pocos minutos después lo estábamos siguiendo por la ciudad. Esto continuó por muchos minutos, aunque no sabría decir cuantos, hasta que llegamos a la ruta propiamente dicha. Allí paró nuestro guía y me expresó “ seguí derecho”. Agradecido le pregunté si vivía en la zona y me contestó: “No, nosotros vivimos a pocas cuadras de la estación donde salimos”.

 Después de tantos años, sigo agradecido a ese uruguayo que nos ayudó tan desinteresadamente.

 

Por Carlos Cassani

Redacciòn tuguianorte.com