Ahora y siempre…

El viento silba, se precipitan mis oídos…

Y por el amor que les tengo, a las doce en punto, convertiré mi falda protectora, de madre, en calabaza. Dentro de ella prepararé una alcoba musical con olas transparentes, caracoles con sueños, mariposas multicolor… y nuestras flores sobrevolarán con sus cálidos pétalos marcando los fuertes espectros de los rayos del sol. Y perlas brillarán estampadas frente al rocío de la noche.
¡Juraremos ante el verde prado, y a la brisa de nuestras risas, un amor eterno enlazado entre alegrías y perdones!

Dentro, muy dentro… fuerte, muy fuerte… estará el amor que me llevo.

Ojos de ensueño, recuerdos a la deriva, intenso deseo de ser amada, ahora y siempre…

Por Susana Borchers

Redacciòn tuguianorte.com