Hoy paseamos por Washington.  Llegamos allí en pleno invierno, 2 o 3 de enero. Mucho frío y algo de nieve. La primera impresión que nos llevamos fue de orden, mucho, mucho  orden. Espacios enormes en las calles anchas y cuidadas. Las avenidas y parques un lujo.

 Visitamos varios monumentos y edificios emblemáticos de la ciudad. Entre ellos, por ejemplo, el museo de la aviación y el espacio. Algo sencillamente espectacular. El monumento a Lincoln: otra cosa que nos dejó muy asombrados.

 Visitamos (por fuera), la Casa Blanca, que si bien es algo muy lindo por el gran parque que tiene, no fue lo que más nos atrajo.

 En mi caso, lo que más me impresionó, fue el monumento a los caídos en las guerras. El homenaje a esos soldados que dieron su vida por ese país es algo realmente que llama la atención.

 Y lo otro que me conmovió fue el cementerio donde está la tumba de Kennedy.

 Mi opinión es que vale la pena conocer esta ciudad.

Por Carlos Cassani

Redacciòn tuguianorte.com