UN LUGAR INCREÍBLE

Hace unos pocos años tuve la oportunidad de conocer la antigua fortaleza de Massada frente al Mar Muerto en Israel. Después de recorrer en el autobús un camino desértico llegamos al lugar. No hay un solo árbol en kilómetros y kilómetros. Era invierno y sin embargo ninguno necesitaba abrigo.

Esta fortaleza fue construida por orden de Herodes en el primer siglo A. C. Cuando él murió, el lugar fue dominado por los romanos.

Lo impactante del lugar es que está construido en una elevación del terreno a 440 metros sobre el nivel del Mar que está a su frente. Por supuesto que nosotros subimos por un teleférico, pero pensar en la construcción de esa ciudadela hace más de 2.000 años es alucinante.

En el lugar estaban perfectamente equipados para resistir los ataques de sus enemigos durante meses. Había depósitos de agua potable como para ello. La única fuente de provisión de agua era la lluvia, que es por cierto, muy escasa en la zona.

En esta imagen vemos el monte donde fue construida la fortaleza de Massada.

También pudimos aprovechar el buen tiempo para sumergirnos en el Mar Muerto y comprobar personalmente que es muy sencillo flotar en él.

La vuelta, ya de noche, nos encontró absolutamente agotados, ya que el paseo fue largo y el solo hecho de llegar hasta la fortaleza, aunque parte del camino se hizo en teleférico, fue complicado… pero muy placentero.

                                               Por: Carlos Cassani

                                      Redacciòn tuguianorte.com